POR QUÉ DIABLOS NO ME GUSTA EL SEXO ORAL

No es que no me guste el sexo oral… de hecho ¡lo detesto! y lo digo con rudeza lo odio, el hecho de que me pasen la lengua suave, duro, circular, a la redonda o como quieran por mi clítoris no me importa, es más la incomodidad de sentir que solo la mojan, la dejan impregnada de saliva y listo, como si fuera una pista de hielo o peor aún, como si fuera un tobogán de jabón donde se deslizan por horas y al final ni jabón ni culo de lo seco que se vuelve.

Admiro de sobremanera las personas que les gusta, que lo disfrutan y lo saben hacer, las cuales creo que son el 99.9% en el mundo sin temor a equivocarme. Ese 1% que queda en la tierra son personas que como yo no le encuentran una sensación placentera. Muchos dirán que soy frígida o fría en la cama por el hecho de que no me guste sentir el ´placer´ del sexo en su máximo esplendor, pero creo que va más allá de éstos factores.

No critico a quienes han tenido la ´fortuna´ de llegar a este punto de mi cuerpo, no los juzgo por no saberlo hacer, han habido algunos valientes que muy amablemente quisieron cambiar mi percepción del asunto. Recuerdo a el último soldado que llegó a mi vida y quiso demostrarme lo contrario; el muy osado se armó de decisión y comenzó su juego.

Mi historia se resume en una noche de copas, buena compañía y baile… déjeme decirles que  si se comienza con baile, el tipo es un buen bailarín y huele delicioso tienen el cielo ganado y las puertas de muchas vaginas abiertas. Aquella noche habíamos bebido y bailado como si no hubiese un mañana; después de muchas copas y de ver a este sexy espécimen bailando todos los ritmos que el Dj iba tocando la entrepierna se me empezó a calentar.

¡Que belleza de hombre por Dios! -Pensé yo- después de verlo bailar uno de los tantos reguetones de la noche, no quedaba otra alternativa que sacarlo de aquel lugar, montarlo a un taxi rápidamente y llevarlo a uno de esos lugares aislados de la ciudad, donde las paredes gritan de deseo, donde dos se convierten en uno solo, donde ´la noche es corta y el placer es infinito´.

Llegamos a aquel lugar, y nos hacen la incómoda pregunta:

<<sencilla o con todos los juguetes>>

-con todos los juguetes- responde el hombre queriendo mostrar toda su artillería.

Después de entrar a una de las suites, una copa más, un baile… pero más despacito, un besito mas mojadito, me apretaba hacia su miembro como mostrándome que ya estaba listo para disparar. La ropa iba cayendo lentamente, prenda por prenda, las manos descifrando el cuerpo, palpando el tamaño del paquete y descubriendo gustos por medio de las caricias suaves o fuertes, dependiendo por supuesto de la intensidad de los besos que minuto a minuto se encendían más y más.

Y de repente de un tirón caí en la cama, completamente desnuda, el me miraba como ningún hombre nunca lo había hecho, en sus ojos yo podía ver que su mente ya no estaba ahí, era como si el hombre que había conocido se hubiera ido y otro ser le manejara su cuerpo, era un animal sin racionalidad, sus ojos eran candela pura, divertidos y coquetos me decían que esa noche nunca la olvidaría.

Una lengua fuerte y pesada comenzó a violar mi boca, digo ´Violó´ con entonado acento, pues su lengua fuerte y mojada entraba y salía de mi boca como penetrándola, como si se quisiera venir en mí; sus dientes me mordían mis labios grandes y carnosos, su boca aunque es muy pequeña sabía en qué momento se debía abrir, como si me diera la bienvenida, como si estuviera feliz de tenerme, como si quisiera comerme. Mientras me besa, su mano comienza a bajar lentamente hacia mi cintura, me agarra las nalgas, me da un suave masaje y de repente… me pega una palmada fuerte y seca, me trae con decisión hacia él sintiéndome completamente dominada, completamente suya.

Ya no tengo escapatoria, pues su mano entró directamente a mi vagina, saltándose el pantalón y mis pantis; fue directamente a mi clítoris, sus dedos… ¡una maravilla divina! saben tocarme en sintonía con un ritmo insolente mi vulva, su mano izquierda se encarga de ponerme duros los pezones, me los aprieta, me los suaviza, me los eriza. Comienza a moverse como serpiente bajando suavemente, besando los senos, chupando mis pezones, mordiendo mi ombligo y de un tirón me sube las dos piernas a su cuello; ya no tenía escapatoria, mi hombre ya tenía su boca en mi vagina, yo sentía su aliento, su respiración caliente justo ahí y la excitación era inimaginable, mi cuerpo comenzó a vibrar.

él comenzó a darme lengua en forma circular justo en mi clítoris y dos de sus maravillosos dedos entraban y salían por mi apertura vaginal penetrandome deliciosamente, su lengua caliente y húmeda sin ser pesada exploraba punto por punto mi anatomía femenina; cuando de repente mi cerebro irracional en aquel momento tuvo un instante de lucidez y pensé ¨qué diablos estoy haciendo¨ inmediatamente baje mis piernas y lo aparté violentamente; él con su rostro atónito solo exclamó ¨pero qué hice mal¨.

Este hombre no había hecho nada malo, por el contrarío todo muy bueno, estaba sorprendida por su ´destreza vocal´, él sabía perfectamente como hacer sexo oral, su lengua iba a donde yo quería, era como si tuviera una conexión directa con mis nervios, como si supiera a donde quería que mi vagina fuera tocada, pero mi problema ya no era de aquel tobogán, era más de pudor. Si señores un completo y absurdo pudor, me daba una irracional vergüenza que él o cualquier otro de mis antiguos amantes vieran al desnudo esa parte tan íntima de mi cuerpo, nunca antes lo había permitido, una vez lo intentaron y lo único que sentí fue asco, desde ese momento nadie había llegado hasta ese escondido lugar.

Un consejo Mujeres dejen de fingir orgasmos en el sexo oral o en el sexo en general, porque así acostumbran a los hombres a que se lo hagan mal y a que sigan creyendose los dioses del sexo cuando simplemente llegan a ser unos pajones.


¿Quieres más? continúa leyendo...

  • LA LLORONA
    LA LLORONA

    Siempre nos encontramos en el mismo motel ubicado en el centro de la ciudad, un sitio viejo, tradicional y económico;...

  • COMO UNA VIRGI-ANAL, SEGUNDA PARTE
    COMO UNA VIRGI-ANAL, SEGUNDA PARTE

    Las burbujas comienzan a emanar de un elegante jacuzzi, las ventanas que al principio mostraban una hermosa y cálida ...


¿Quieres aún más? Recibe las historias más candentes justo en tu correo 🔥😍



Deja una respuesta

RECIENTES

UN ORGASMO AL DÍA ¡QUÉ LINDO SERÍA!

UN ORGASMO AL DÍA ¡QUÉ LINDO SERÍA!

por Paula Grajales en marzo 19, 2020

¡Eres responsable de tus orgasmos! Por eso hoy te...

Guía Definitiva para Saber cómo Elegir mi Primer Vibrador

Guía Definitiva para Saber cómo Elegir mi Primer Vibrador

por Paula Grajales en febrero 27, 2020

Si estás pensando en comprar tu primer amorcito, tienes...

6 JUEGOS EN PAREJA PARA MANTENER LA PASIÓN

6 JUEGOS EN PAREJA PARA MANTENER LA PASIÓN

por Paula Grajales en febrero 03, 2020

No dejes que la monotonía arruine tu vida sexual...

TECH LADY, MUJERES TRABAJANDO EN TECNOLOGÍA

TECH LADY, MUJERES TRABAJANDO EN TECNOLOGÍA

por Paula Grajales en enero 15, 2020

¿Has oído hablar en los últimos años sobre TechLady?...

DESCUBRE EL MARAVILLOSO MUNDO DE LOS JUGUETITOS 🔥🤓

Volver arriba