• Envío gratis por compras superiores a $250.000
  • Compra protegida y 100% segura
  • Envíos totalmente discretos
  • Envío gratis por compras superiores a $250.000
  • Compra protegida y 100% segura
  • Envíos totalmente discretos

una cuarentena placentera

Descubre nuevas formas de conectar con el placer diferentes al acto sexual-genital.
por Paula Grajales
UNA CUARENTENA PLACENTERA

¿Alguna vez has escuchado hablar acerca de las seis penetraciones? ¿Conoces alguna otra forma de conectar con el placer que no sea a través del acto sexual-genital? ¿Estás viviendo la cuarentena de modo placentero? Si respondiste que NO a alguna de estas preguntas, este artículo es para ti. 

El placer es la sensación de gozar o disfrutar que experimentamos al hacer o percibir cosas que nos agradan. Aunque esta palabra es amplia en su significado, lamentablemente, en nuestra consciencia colectiva la palabra placer generalmente se entiende o se expresa en un único contexto y es en el sexual-genital.

 

Muy pocas veces escuchamos la palabra placer en medio de una buena comida, un delicioso perfume o una buena conversación. Y esto se debe a la conexión que inconscientemente hemos hecho del placer con lo sexual, y como en muchas ocasiones, el sexo sigue siendo un tema tabú, entonces el placer también lo es, y tratamos por todos los medios de no conectarnos con él, mucho menos con nuestra sexualidad, no vaya a ser que “terminemos en el infierno por pecadoras”. 

 

via GIPHY

 

Mi nombre es Indira Rodríguez y soy la Fundadora del Proyecto Kunda La Vagina, Sex Coach, Terapeuta sexual y de Pareja, y hoy quiero compartir contigo seis tipos de penetraciones que te ayudarán a conectar con tu placer en muchos contextos y situaciones de la vida diaria; porque te tengo un secreto: “Eres merecedora de tener, no solo una cuarentena placentera, sino una vida placentera”. 

 

Antes de presentarte los seis tipos de penetraciones, quiero que profundicemos en el significado de la palabra penetración. Sí, ya te estoy imaginando poniendo cara de picarona o de horror. La palabra penetración siempre nos hace sonrojar, porque lo primero que viene a nuestra mente es un pene entrando en una vagina. 

 

Sí, la penetración sexual-genital es uno de los significados de la palabra penetración, pero no nos podemos limitar. Debemos ir más allá. El primer pequeño paso es entender que cuando hablamos de la penetración sexual-genital no solo se refiere a pene-vagina, existen diversas penetraciones sexual-genital como: pene-ano, pene-boca, dedos-vagina, dedos-boca, vibradores-ano, objeto-vagina, objeto-boca y todas las combinaciones que puedan imaginarse. Los límites los pones tú.

 

El segundo paso es seguir ampliando el significado de la palabra penetración, entenderla e integrarla como: el acto de atravesar y transformar. Entonces, en ese caso algo que me penetra sería aquello que me atraviesa y me transforma. Y con este concepto claro, profundicemos en las seis formas de penetrar que podemos practicar.

 

Seguramente, ya has pensado que esto está muy relacionado con los sentidos y estás en lo cierto. A través del gusto, del olfato, del tacto, de la vista, del oído y por supuesto, de los genitales, podemos penetrar y ser penetrados. Esta manía de que el placer sea exclusivo para el ámbito sexual nos aleja del placer de lo cotidiano, y fortalece el miedo a experimentarlo en cada segundo de nuestra existencia, mientras más conectes con el placer, en cualquier contexto, en cualquier situación, a través de cualquier sentido, estarás permitiéndote y abriendo el espacio para conectar también con el placer sexual-genital cada vez más intenso y profundamente. 

 

 

 

Te comparto algunos ejercicios que puedes hacer en pareja o contigo misma, que te acercarán al placer del día a día a través de los sentidos. Te los compartiré como si estuvieras sola, en caso de hacerlo con la pareja, es sencillo, cada uno vive su experiencia y se acompañan. Los ejercicios se realizan en silencio total y mirándose a los ojos. 

 

En cada uno de los ejercicios necesitarás un espacio privado, en el que te sientas cómoda y segura, tómate 8 minutos (mínimo) por cada ejercicio. Puedes hacer uno diario. Empieza por el que más te guste. Y recuerda en cada ejercicio date el permiso de sentir las sensaciones y las emociones en tu cuerpo y conectar con ellas. Fluye con lo que vas experimentando y disfruta de ese momento. No dejes de respirar conscientemente en ningún momento. 

 

Te puede interesar leer: Una cita contigo misma, ideas que te inspiran

 

Revolcadita sin penetración: túmbate, respira profundamente, inhala profundo, exhala despacio las veces que necesites para relajarte. Conecta con el sentido del tacto, acaricia cada parte de tu cuerpo lentamente y lleva la atención a aquella parte del cuerpo que estás tocando. Puedes tocar tu cuerpo con la yema de los dedos, o con cualquier otra parte del cuerpo, llega a lugares donde nunca te has tocado, explora, acaricia y entrégate. Tócate y descubre cómo, cuánto, dónde, con qué ritmo te gusta ser tocada. Mueve el cuerpo, juega, baila, menéate, acurrúcate mientras te tocas.

 

via GIPHY

 

Un delicioso manjar: prepara un plato de comida que puedas comer fácilmente con las manos, prepara el espacio para hacer un poquito de desorden y ensuciar. Siéntate cómoda en frente de ese plato de comida deliciosa que preparaste especialmente para este ejercicio, tápate los ojos con un pedazo de tela, respira profundamente, inhala profundo, exhala despacio las veces que necesites para relajarte. Conecta con el sentido del gusto, acaricia cada alimento lentamente y lleva la atención a aquello que estás tocando. Toma un bocado con los dedos y llévalo a la boca.

 

La felicidad de un olor: prepara tres frascos con aromas diferentes, que sean de tu agrado, puede ser canela, romero y menta o cualquier otro. Siéntate cómoda en frente de esos frascos que preparaste especialmente para este ejercicio, tápate los ojos con un pedazo de tela, respira profundamente, inhala profundo, exhala despacio las veces que necesites para relajarte. Conecta con el sentido del olfato. Toma un frasco y llévalo a la nariz.

Disfruta

Gozar la mirada: Siéntate cómoda en frente de un espejo, o en frente de tu pareja, respira profundamente, inhala profundo, exhala despacio las veces que necesites para relajarte. Conecta con el sentido de la vista. Fúndete en esos ojos, los tuyos o los de tu pareja, deja el juicio, las demandas o la crítica en una bolsita fuera del espacio que preparaste y solo mira esos ojos, concéntrate en ir profundo. Ríe, llora, pero no dejes de mirar esos ojos.

 

La libertad del sonido: prepara la música que deseas escuchar durante 8 minutos o más, siendo consciente de las emociones y recuerdos que despertará en ti. Colócate en un espacio donde puedas moverte libremente. Respira profundamente, inhala profundo, exhala despacio las veces que necesites para relajarte. Que empiece la música. Sumérgete en esa música, ve profundo, escúchala, lleva tu atención a cada sonido, cada palabra, cada letra, cada tono. Mueve el cuerpo, juega, baila, menéate, acurrúcate mientras escuchas.

 

Lee también: Puntos de Giro, Cómo Conectar el Deseo en Cuarentena

 

De la penetración sexual-genital puedes profundizar en nuestros talleres, master class, o terapia individual. Si deseas trabajar en mejorar o aprender a conectar con el placer en las penetraciones sexual-genitales en tu vida lo puedes hacer con acompañamiento. Trabajamos juntas, vamos a lo personal, entramos en lo íntimo, en las memorias y a despertar el placer. Para mayor información escríbenos al info@kundalavagina.com y te enviaremos toda la información. 

 

Recuerda que la vida es para vivirla placenteramente, que no te convenzan de lo contrario. Mi deseo para ti que llegaste hasta aquí es: que te penetre la vida con todo su infinito placer.  

 

Indira Rodríguez.
Magister en Comunicación/Diseñador gráfico/Ilustradora.
Terapeuta Integral.
Profesora de Respiración Ovárica Alquimia Femenina.
Moon Mother.
Master Yoga Integral.

 

Fundadora del proyecto Kunda La Vagina.
Facebook Italia: Kunda La Vagina Italia
WhatsApp: +57 300 680 5996
Colombia-España-Italia. 

Dejar un comentario

Ten en cuenta que revisamos cada comentario antes de publicarlo.